Breve historia del Himno Nacional de Ecuador

La creación e implementación definitiva del Himno Nacional del Ecuador se logró después de una serie de propuestas que fracasaron al no lograr un impacto real en la ciudadanía ecuatoriana.

Entre la época de 1830 y 1840 aparecieron dos canciones nacionales que no lograron convertirse en Himno Nacional:
En 1830 el General Juan José Flores, solicita al poeta José Joaquín de Olmedo que escriba una canción a la patria (con un coro y cuatro estrofas), dicha canción no tuvo impacto.
La segunda canción fallida fue una escrita por el propio General Juan José Flores en 1838, no fue musicalizada ni tampoco logró difusión
Posteriormente, el Sargento Mayor Juan José Allende, presentó en 1865 al Congreso una composición musical de su autoría con letra escrita por Juan León Mera. Este proyecto de himno tampoco llegó a tener aceptación. El pueblo quiteño no aceptó está propuesta, lo que ya nos da indicios como el pueblo necesitaba una canción que sí refleje la identidad de todos. Sólo así se podría convertir en el Himno Nacional del Ecuador.

Hasta 1865 el Ecuador no tenía un Himno definitivo y peor oficial. En ese contexto, el Dr. Nicolás Espinosa solicitó a Juan León Mera (Secretario del Senado de aquel entonces), que escriba la letra del Himno Nacional. Ese mismo año el Senado aceptó y aprobó la letra del Himno Nacional escrita por Mera, y ya 1866 se encargó al compositor Antonio Neumane la elaboración de la música del himno.

El 29 de septiembre de 1948, en la Presidencia de Galo Plaza Lasso el Congreso decretó como oficial el Himno escrito por Juan León Mera con los arreglos de Antonio Neumane; después de 48 años que el Escudo y la Bandera ya fueren declarados como símbolos patrios. Fue tan necesario este decreto ya que la letra del Himno y su música tuvieron varios detractores que promulgaron su rectificación.